martes, 5 de junio de 2012

FUERZA, MOVIMIENTO, TRABAJO Y MÁQUINAS.


Constantemente hacemos y estamos sometidos a distintas fuerzas, la misma Tierra nos retiene en su superficie con su fuerza de gravedad, al desplazarnos de un lugar a otro caminando, o simplemente al parpadear o con cada latido del corazón, hacemos fuerza. Pero, ¿qué es la fuerza? Consideraciones de los Jedi aparte, llamamos Fuerza a aquello que es capaz de modificar la cantidad de movimiento o forma de un cuerpo.
Así, hacemos fuerza tanto al lanzar un balón a canasta (de quieto en nuestras manos a ponerlo en movimiento) como al detenerlo cuando nos hacen un pase (el balón está en movimiento y lo paramos). Y lo mismo cuando nos dejamos caer en el sofá, solo que ahora es el sofá quien hace fuerza para detenernos (con mejor o peor resultado). También cuando intentamos mover un mueble sin conseguirlo hacemos fuerza, sólo que no la suficiente para desplazarlo.
Visto esto, sabemos que Fuerza y Movimiento están relacionados. Ahora veamos qué es el movimiento.
Sabemos que un objeto se mueve cuando vemos que pasa de estar en un lugar a estar en otro, aunque la distancia sea minúscula. Ahora veremos que hay que hacer algunas consideraciones.
Podemos definir el movimiento, pues, como el cambio de posición de un cuerpo. Pero… ¿y si quienes nos movemos somos nosotros y no lo percibimos? Decimos que el Sol y el resto de las estrellas se mueven a nuestro alrededor, sin embargo (sin entrar en movimientos estelares) somos nosotros (nuestro planeta) quienes nos movemos, aunque no percibimos ese movimiento. Desde nuestro punto de vista son los astros los que se mueven y nosotros permanecemos inmóviles, pero un astronauta desde la Estación Espacial Internacional verá cómo la Tierra se mueve permaneciendo él “quieto” en su refugio.
Con esto podemos dar una mejor definición de movimiento, diciendo que es el cambio de posición de un cuerpo respecto de sí mismo o de otros cuerpos.
Hay varios tipos de movimiento, pero vamos a centrarnos en cuatro: rectilíneo, circular, ondulatorio y pendular.
  • Rectilíneo. El objeto sigue una línea recta en su recorrido.

  • Circular. El objeto sigue una trayectoria curva.
  • Ondulatorio. El objeto se mueve en forma de onda.

  • Pendular. El objeto oscila de un lado a otro pasando por los mismos puntos.


Con esto vemos cómo para desplazar un objeto (o detenerlo) necesitamos una fuerza. ¡Pero no acaba aquí todo! Para desplazar un objeto (o detenerlo)  hacemos  fuerza, pero tenemos que luchar contra la fuerza que ese objeto nos opone (quiere quedarse en su sitio o bien quiere seguir su camino sin que lo detengamos). A la energía necesaria para poder mover (o detener) al objeto la llamamos Trabajo.
Y para realizar un trabajo hay ocasiones en las que nos ayudamos de máquinas. Así, una máquina es un conjunto de elementos móviles y fijos que nos ayuda a realizar un trabajo. Ejemplos pueden ser las poleas, palancas, martillos, ordenadores...
Vamos a diferenciar dos tipos de máquinas: sencillas (o simples) y complejas.
  • Máquinas sencillas: tienen pocas piezas. Martillo, bate, lápiz...
  • Máquinas complejas: Tienen muchas piezas. PC, TV, Bicicleta, Medios de transporte, etc.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada